Alfafar, Valencia
+34 963 21 87 28

Migración SEO: Cómo migrar una web sin perder posicionamiento [ + Checklist ]

Migración SEO: Cómo migrar una web sin perder posicionamiento [ + Checklist ]

No se me ocurren muchas cosas más frustrantes y que anulen tanto la emoción de tener un nuevo sitio web recién rediseñado, que el darse cuenta de que todo el trabajo que se había realizado en el anterior dominio se ha ido al traste.

Y lamentablemente es algo que ocurre con frecuencia. Tan pronto como se ejecuta la migración web, el tráfico, el posicionamiento y las conversiones se desploman.

¿Por qué ocurre esto?

Hay dos factores principales: uno, la falta de experiencia en la optimización de los motores de búsqueda, y dos, la falta de experiencia previa en la migración de una página web.

Lo ideal es que el profesional que se encargue de la migración aúne los 2 factores, pero no siempre es así. Muchos desarrolladores web no tienen en cuenta cómo afectará la migración al rendimiento orgánico de la web, puesto que no es su especialidad.

Para que esto no te ocurra, quiero explicarte en este artículo cómo migrar tu web sin perder posicionamiento.

Preparar una estrategia de migración SEO web no es una tarea que pueda realizarse de un día a otro. Requiere una cuidadosa investigación, planificación, ejecución y revisión para asegurarnos de que, tras el lanzamiento de la nueva web, la visibilidad orgánica y la autoridad se mantenga intacta o incluso aumente.

Pero antes de entrar en profundidad en cómo mantener el posicionamiento SEO tras una migración web, tenemos que tener claros varios conceptos.

Migración de una página web: ¿En qué consiste?

Cuando hablamos de una migración web, nos referimos a los cambios sustanciales que sufre un sitio web en cuanto a URL, estructura, contenidos, experiencia de usuario, diseño o plataforma.

Puede ser cualquier cosa, como por ejemplo, migrar una web de un hosting a otro, el traslado a un nuevo sistema de gestión de contenidos (CMS) o una actualización del diseño de la web.

Tipos de migraciones de páginas web

  • Protocolo: Consiste en cambiar el protocolo de un sitio web de http a https.
  • Subdominio: cuando se pasa de «www.tusitioweb.com» a «subdominio.susitioweb.com».
  • Dominio: en este caso, la URL cambia de www.dominioantiguo.com a www.nuevodominio.com.
  • Dominio de nivel superior: la URL de un sitio web pasa de .es a un .com, .org, .net…, o viceversa.
  • Sistema de gestión de contenidos: se trata de trasladar un sitio web de un CMS a otro, como por ejemplo, pasar de WordPress a Drupal.
  • Rediseño web: cuando se renueva por completo la estética de una web o se introduce pequeñas modificaciones con cambios importantes en el código.
  • Estructurales: cuando se realizan cambios en la arquitectura de la web.
  • Híbrida: cuando se combinan dos o más de las migraciones anteriores.

Tipos de migraciones web

Qué es una migración SEO y por qué es importante

Una vez que ya conocemos qué es una migración web, vamos a centrarnos en el significado y en la importancia que tiene el SEO en una migración.

Existen teorías generalizadas que aseguran que la migración de un sitio web implica la pérdida inmediata del tráfico y de los ingresos obtenidos. Aunque en casos muy concretos puede ser así, no hay que tratarlo como una verdad absoluta.

Es totalmente posible conseguir migrar una web sin que esto signifique perder todo lo que se había conseguido hasta el momento. Es más, con una buena planificación y una estrategia óptima, puede que se logre un crecimiento considerable tras lanzar la nueva web.

Aquí es donde la migración SEO cobra un protagonismo especial, ya que su objetivo es transferir todas las señales de posicionamiento, autoridad e indexación hacia el nuevo sitio web. Con ello, podemos conseguir que no se pierda visibilidad en los motores de búsqueda y que la nueva web no tenga que empezar de 0.

Errores frecuentes en la migración de un sitio web

Aunque todas las migraciones web son diferentes, hay ciertos errores que suelen repetirse con frecuencia. A continuación, quiero explicarte cuáles son los más comunes para evitar que tu próxima migración sea un desastre.

Estrategia deficiente

Muchas migraciones de sitios están abocadas al fracaso antes incluso del lanzamiento de la nueva web. Y es que sin una buena estrategia y unos objetivos bien definidos, las posibilidades de éxito son escasas.

Fijar unos objetivos medibles es clave para analizar el impacto de la migración. En la mayoría de los casos, el objetivo principal será conservar el tráfico y los ingresos pre-lanzamiento. Dependiendo del caso, se podría poner el listón más alto y buscar un crecimiento, pero en este caso, no debería pasar de ser un objetivo secundario para evitar expectativas poco realistas.

Error de planificación

Una mala planificación podría mandar al traste todo el proceso de migración y provocar que empecemos con muy mal pie. Por ejemplo, es el caso de algunos comercios minoristas que pretenden hacer un lanzamiento después de verano, lo que puede suponer un gran riesgo teniendo en cuenta que no queda tanto para la Navidad y que podrían aparecer problemas en el camino.

Diseñar un plan detallado antes de empezar con la migración puede ayudarnos a lidiar con este tipo de circunstancias imprevistas o demoras. Y es que por mucho que pienses que lo tienes todo atado, es poco probable que todo salga de acuerdo al plan. Por ello, es importante ser flexible y aceptar cualquier suceso inesperado que pueda suponer algún retraso.

Falta de consultoría SEO & UX para migración web

Cualquier cambio que se realiza en un sitio web debe valorarse desde el punto de vista del SEO y de la experiencia de usuario (UX), ya que, de lo contrario, hay un serio riesgo de que aparezcan problemas que perjudiquen la visibilidad orgánica de la empresa o de provocar un impacto negativo en el número de conversiones.

Para evitar este tipo de riesgos, lo más aconsejable es contratar una consultoría SEO para que el especialista en posicionamiento web y UX te guíe durante todo el proceso y te oriente sobre cuáles son las prácticas más recomendadas para que todo salga a la perfección.

Precipitación en el lanzamiento

Antes de lanzar un nuevo sitio web, es obligatorio efectuar todo tipo de tests y pruebas. Es mejor esperar un tiempo para hacer las pruebas necesarias y verificar que todo funciona sin problemas, antes que precipitarse con el lanzamiento y tener que estar corrigiendo errores sobre la marcha.

No es raro encontrarse con dueños de negocios que exijan que su sitio web se lance un día concreto, incluso si no está al 100%. La frase “Primero lanzamos y ya revisaremos luego” es muy habitual, pero no deja de ser un craso error. Muchos empresarios desconocen que recuperar la visibilidad orgánica perdida tras un error de migración, puede suponer varios meses de mucho trabajo hasta conseguir recuperar lo que ya tenías.

Por tanto, lo mejor es esperar hasta que el consultor especializado en migración web entienda que la web está lista y así no dar ningún paso en falso.

Checklist Gratuito

Cómo Realizar una Migración
sin Perder tu SEO

Checklist para una migración web exitosa

Pocas cosas pueden destruir de forma más rápida la visibilidad orgánica de una marca que una migración web mal implementada.

Es posible que cambiar de dominio o implementar HTTPS se convierta en un gran movimiento comercial, pero si no consideras cómo reaccionarán los motores de búsqueda ante este cambio, es casi seguro que perderás gran parte del rendimiento orgánico ganado hasta ahora.

Para que no te pase esto, hemos elaborado una checklist para que tu próxima migración web sea un completo éxito.

Escoge la fecha de lanzamiento de forma inteligente

Selecciona la fecha de lanzamiento que mejor se adapte a tu equipo de trabajo y al tráfico de tu sitio web. Escoge un día y una hora en los que el tráfico sea más bajo y donde el equipo se encuentre disponible.

Por ejemplo, aunque un fin de semana parezca la opción ideal para dejarlo todo preparado para el lunes, es muy posible que aparezcan problemas de coordinación y comunicación si no tienes a todos los trabajadores involucrados en el proyecto.

Lo mejor es hacerlo entre semana y bien por la tarde o ya por la noche. De esta manera, si surge algún inconveniente, se puede solucionar a primera hora de la mañana, que es cuando el tráfico suele alcanzar su pico más bajo.

Crea una copia de seguridad

Uno de los pasos imprescindibles que no puede faltar en cualquier migración es crear una copia de seguridad del sitio web, ya que en caso de que surjan problemas en el lanzamiento, podemos restaurar la versión anterior si es necesario.

Reúnete con tu equipo de marketing y de desarrollo web y establece un plan para regresar a un punto anterior si aparecen errores durante la migración.

Desarrolla un sitio web de prueba

Un sitio web de prueba no es más que una copia de lo que será la nueva web, pero sin estar visible para el público. De esta forma, podemos ir probando los cambios que se implementarán en el nuevo sitio y verificar si aparece algún error.

Es muy útil para revisar cómo quedaría el contenido de la web, para probar e implementar las redirecciones 301 antes del lanzamiento, para comprobar si todo funciona con normalidad… En definitiva, podemos utilizar esta copia como banco de pruebas para lo que será la web real.

Traslada secciones por etapas

Si pretendes migrar varios sitios web o secciones muy grandes, es recomendable hacerlo por etapas en lugar de moverlo todo a la vez.

Es una manera de hacer que todo el proceso sea más manejable y de identificar más fácilmente los problemas que surjan antes del lanzamiento.

Ejecuta una auditoría de backlinks

Si vas a migrar a otro dominio, debes asegurarte de comprobar si goza de una buena salud orgánica. Una manera de hacerlo es mediante una auditoría de backlinks, con la que podrás conocer si el nuevo sitio web tiene enlaces spam que apuntan a este dominio, si son irrelevantes o si tiene enlaces significativos que pueden ayudarnos desde el principio.

También es importante conocer si el nuevo dominio ha sido penalizado en el pasado, para lo cual es muy útil analizar las métricas de los últimos meses o incluso años.

Realiza un rastreo completo de tu sitio web

Antes de comenzar con la migración, se recomienda obtener un listado completo de todas las URLs y contenido de la web. Para ello, puedes utilizar herramientas como Screaming Frog SEO Spider que te permite ejecutar un rastreo completo de todo el sitio web.

Con esta información podrás tener un diagnóstico completo de los errores que debes solucionar en tu página de prueba y podrás asignar todas las URLs antiguas a las nuevas a través de una redirección 301. Más adelante entraremos en detalles sobre cómo hacerlo correctamente.

También es muy útil para descubrir qué contenidos nos interesan trasladar y qué enlaces internos tienen que actualizarse para que refleje las nuevas URL.

Análisis en Screaming Frog

Analiza el SEO de las URLs que vas a redirigir

Una vez realizado el crawleo o rastreo de las URLs, es necesario analizar y recopilar toda la información posible para conocer qué contenidos están mejor posicionados. Para ello podemos usar herramientas como Google Analytics, SEMRush o Ahrefs.

De esta forma, obtendremos datos tan valiosos como los siguientes:

  • Cuáles son las URLs más importantes y prioritarias para redireccionar.
  • Palabras claves por las que estamos posicionando en cada una de las URLs y la posición que ocupan en los motores de búsqueda.
  • Qué URLs tienen enlaces externos apuntando hacia ellas.
  • Qué contenidos necesitan ser actualizados y potenciados con nuevas palabras y enlaces.
  • Qué contenidos están obsoletos y necesitan ser eliminados por completo. Es el caso de aquellos que no han obtenido ni una sola visita durante meses.

Con toda esta información tenemos lo necesario para crear un mapa de redirecciones 301 con aquellas URLs que son más relevantes para nuestro negocio.

Crea un mapa de redirecciones 301

Como comentábamos en el punto anterior, ha llegado el momento de desarrollar un mapa completo con todas las redirecciones 301 que vamos a implementar en el nuevo sitio web.

Para ello, dividiremos las URLs en dos columnas: en la columna de la izquierda, incluiremos todas las direcciones que nos interesa trasladar de la antigua web; y en la columna de la derecha, pondremos las URLs nuevas. Quedaría de esta forma:

redirecciones 301 para migración web

Como verás en la imagen, en la columna de la izquierda no incluimos la URL completa, sino que solo añadimos la parte del slug o ruta de acceso, es decir, en lugar de escribir “https://www.webantigua.com/cursos” solo nos quedamos con “/cursos”.  En cambio, en la columna de la derecha sí tenemos que integrar la URL de destino completa del nuevo dominio.

Implementación de redirecciones 301

Una vez que tenemos el mapa completado, podemos comenzar a implementar las redirecciones 301 desde .htaccess. Tenemos 2 formas de hacerlo:

  • Mediante FTP: puedes acceder desde el administrador de archivos de CPanel o a través de una herramienta externa como Filezilla.

Puedes localizar el archivo dentro de la raíz de la web en public.html. Simplemente, seleccionas la opción de editar .htaccess y ya podrías comenzar a añadir las líneas de código que te dejamos más abajo.

  • Mediante plugin: con Yoast SEO para WordPress puedes modificar el .htaccess desde SEO > Herramientas > Editor de archivos.

Elijas una u otra opción, lo más recomendable es realizar antes de nada una copia de seguridad por si es necesario volver atrás.

Una vez dentro del archivo .htaccess, tan solo tienes que introducir algunos de los comandos siguientes en función de lo que busques:

Redirección desde una URL hacia otra nueva

Si lo que quieres es redireccionar una antigua URL hacia su homónima en tu nuevo sitio web, tan solo tienes que introducir la siguiente línea de código:

Redirect 301 /url-antigua-web https://www.nuevositioweb.com/url-nueva

Redirección desde un dominio completo hacia uno nuevo

Redirect 301 / https://www.nuevositioweb.com/

Redirección desde un dominio completo hacia una subcarpeta

Redirect 301 / https://www.nuevositioweb.com/subcarpeta/

Redirección desde una subcarpeta hacia una nueva web

Redirect 301 /subcarpeta https://www.nuevositioweb.com/

Redirección para una extensión de archivo conservando el nombre de la página

RedirectMatch 301 (.*)\.html$ https://www.nuevositioweb$1.php

Redirección desde un dominio antiguo hacia uno nuevo

RewriteEngine on
RewriteBase/
RewriteRule (.*) https://www.nuevositioweb.com/$1 [R = 301, L]

Redirección desde un subdominio que no sea www hacia uno con www

RewriteEngine on
RewriteBase/
rewritecond %{http_host} ^domain.com [nc]
rewriterule ^(.*) $ Http://www.domain.com/$1 [r = 301, nc]

Redirección desde un dominio hacia una ubicación www con un subdirectorio

RewriteEngine on
RewriteBase/
RewriteCond %{HTTP_HOST} dominio.com [NC]
RewriteRule ^(.*) $ Http://www.dominio.com/directory/index.html [R = 301, NC]

Redirección desde un sitio HTTP hacia HTTPS para eliminar el contenido duplicado

RewriteEngine on
RewriteCond %{HTTPS} on
RewriteRule (.*) http://%{HTTP_HOST}%{REQUEST_URI}

Redirección desde un sitio web antiguo a un nuevo dominio conservando la ruta URL

RewriteEngine on
RewriteCond %{HTTP_HOST} ^example-old\.com$ [NC]
RewriteRule ^(.*)$ http://www.example-new.com/$1 [R=301,L]

Agregar una barra diagonal o trailing slash a aquellas URLs que no tienen

RewriteCond %{REQUEST_FILENAME} !-f
RewriteCond %{REQUEST_URI} !(.*)/$
RewriteRule ^(.*)$ http://www.example.com/$1/ [R=301,L]

Redirección desde un directorio a otro

RewriteEngine On RewriteRule ^(.*)/directorio-antiguo/(.*)$ $1/directorio-nuevo/$2 [R,L]

Actualiza los enlaces internos de las nuevas URLs

Una vez que ya hemos actualizado todas las URLs que nos interesaba redireccionar, es el momento de hacer lo propio con los enlaces internos para asegurarnos de que no existan páginas rotas o redirecciones internas.

Tan solo necesitas realizar un nuevo rastreo con Screaming Frog para verificar si han aparecido nuevos errores tras la implementación de los 301. Esta herramienta nos permite encontrar todos nuestros enlaces internos, incluyendo el texto ancla y las páginas en las que están localizadas.

Actualiza Google Business Profile

Si vas a migrar a un nuevo dominio, es imprescindible que actualices la información de tu negocio en Google Business Profile.

Optimizar tu perfil es uno de los aspectos esenciales en cualquier estrategia de SEO local, ya que Google utiliza esa información para comprobar tu empresa y actualizar las búsquedas, por lo que es importante que cualquier cambio que hagas quede reflejado lo antes posible.

Actualiza tu sitemap

Otro paso indispensable, tras haber traslado todo el contenido a la nueva web, es la creación de un nuevo sitemap que contenga todas las nuevas URLs. Existen plugins como Yoast SEO, All in One SEO, Rank Math o herramientas como Screaming Frog que te permiten elaborarlo de forma rápida y sencilla. Una vez lo tengas, simplemente tienes que volver a subir a Google Search Console.

Con esto estamos ayudando a Google a encontrar todas nuestras páginas y a facilitar la indexación para que aparezcan en los motores de búsqueda. Lo mejor es hacerlo cuanto antes para conseguir que esas nuevas páginas reciban tráfico.

Actualizar sitemap en Google Search Console

Notifica a Google Search Console del cambio de dirección

Si vas a mover tu sitio web de un dominio a otro, debes utilizar la herramienta “Cambio de dirección” de Google Search Console. Con esta funcionalidad podemos comunicar a Google el cambio y conseguir que nos ayude a migrar los resultados de búsqueda al nuevo dominio. Lo más recomendable es hacerlo en cuanto se realice el lanzamiento de tu sitio web.

Presta atención a la compatibilidad con dispositivos móviles

Hasta hace unos años, Google tenía preferencia por la versión de escritorio para posicionar y crear sus listas de resultados, pero esto cambió con la llegada de la indexación Mobile-First. Y es que hoy en día la mayoría de la gente busca con su dispositivo móvil, por lo que Google decidió adaptarse a los tiempos y usar esta versión para indexar y posicionar una página.

Por tanto, si quieres que tu contenido se posicione en los motores de búsqueda y conseguir mayor tráfico web, debes conseguir que se visualice correctamente en los diferentes dispositivos y navegadores. Si no estás seguro de si tu sitio web está optimizado o no para móviles, Google ofrece una herramienta de compatibilidad para conocer si un visitante pueda navegar fácilmente desde su dispositivo móvil.

Actualiza el archivo Robots.txt

Robots.txt es un archivo que indica a las arañas de los motores de búsqueda qué páginas o archivos pueden o no rastrear dentro de un sitio web. Podemos tener acceso a él escribiendo www.nombresitioweb.com/robots.txt.

Es importante que actualices tu archivo robots.txt incluyendo la nueva ruta del sitemap para que Google y los demás buscadores puedan localizarlo. Además, también debes enviar la URL del archivo a Search Console para que sepa que existe y pueda reconocerlo.

Actualiza tus backlinks

Si tu antiguo sitio web tenía backlinks apuntando hacia algunas URLs, es importante que los actualices. Para ello, puedes ir directamente a tu Search Console o utilizar herramientas de SEO profesionales como Ahrefs, Moz, SEMrush u otras para detectar qué páginas estaban recibiendo enlaces.

Una vez saques el listado completo, debes ponerte en contacto con los webmasters de los sitios donde tenías un enlace para que los actualicen con la nueva dirección.

Checklist Gratuito

Cómo Realizar una Migración
sin Perder tu SEO

Conserva tu antiguo dominio

Muchos usuarios deciden eliminar su antiguo dominio o dejar que expire en cuanto se lanza la nueva web, algo que no es nada recomendable si no queremos arriesgarnos a perder los backlinks que habíamos ganado y todo nuestro historial SEO.

Hoy en día hay muchos webmasters que están atentos a esos dominios expirados que sus dueños no han querido renovar. El motivo no es otro que utilizar esa circunstancia para hacerse cargo de la web y aprovechar el potencial SEO para su propio beneficio. Por ejemplo, redirigiendo los backlinks hacia sus sitios web particulares.

Si no quieres que te pase eso, conserva tu dominio y sigue aprovechando toda la fuerza SEO acumulada.

Realiza una Auditoría para migración web antes y después

Tanto antes como después de realizar la migración web es fundamental realizar una auditoría SEO para verificar que todos los contenidos, enlaces, etiquetas y elementos móviles están en su lugar. El objetivo principal es asegurarnos que la migración se ha ejecutado correctamente y que no hemos perdido información por el camino.

Mediante una auditoría podemos comprobar los siguientes puntos:

  • Detección de errores 4xx.
  • Detección de errores 3xx.
  • Imágenes rotas.
  • Falta de meta etiquetas.
  • Contenido duplicado.
  • Etiquetas canonicals erróneas.
  • Backlinks rotos.
  • Páginas no indexadas.
  • Comprobar que Google Analytics y Google Tag Manager están instalados y recogen datos.
  • Optimización para dispositivos móviles
  • Verificar que todas las integraciones funcionan correctamente (chatbot, CRM, ecommerce…).
  • Revisar que todos los perfiles estás actualizados.
  • Comprobar que Google Business Profile está actualizado.

Después de lanzar la nueva web es crucial detenernos en cada uno de estos puntos y revisar que todo funciona con normalidad, pero esto no significa que una vez hecho nos olvidemos para siempre de seguir auditándola. Lo más recomendable es llevar a cabo una auditoría con cierta regularidad, ya sea de forma mensual o trimestral.

Auditoría SEO para migración Web

Mide el rendimiento tras la migración

Una vez que ya hemos auditado nuestro sitio y nos hemos asegurado de que no hay errores, es el momento de medir el rendimiento de la nueva web.

Para ello, debemos prestar atención a los siguientes apartados:

  • Revisa que las páginas están recibiendo tráfico de búsqueda.
  • Observa las métricas de participación.
  • Analiza la velocidad de la página en varios dispositivos y navegadores tras el lanzamiento.
  • Asegúrate de hacer un seguimiento de tus palabras clave y compara el rendimiento orgánico antes y después de la migración.
  • Comprueba el tráfico orgánico en Google Analytics para conocer si el tráfico ha disminuido, se ha mantenido igual o ha aumentado.
  • Verifica que no existen errores de rastreo o de indexación en Google Search Console.
  • Estudia tu perfil de backlinks y confirma que todos funcionan correctamente.

Conclusión sobre migraciones web

Migrar un sitio web manteniendo el posicionamiento orgánico no es una labor que pueda realizarse de un día para otro. Se requiere mucho trabajo y una cuidada planificación estratégica si queremos cumplir con los objetivos marcados.

Tómate el tiempo que necesites y revisa cada una de las tareas para asegurarte de que la migración ha sido todo un éxito.

Si te ha servido de ayuda, déjanos un comentario contándonos tu experiencia. Nos gustaría leerte 🙂

Y si necesitas asistencia o quieres hacernos alguna consulta, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.

Preguntas frecuentes sobre migración de páginas web

¿Qué implica la migración de una web?

La definición de migración web es un tanto complicada porque está abierta a la interpretación. Para los especialistas en SEO, una migración es un proceso en el que se realizan cambios sustanciales en un sitio web que pueden afectar a la visibilidad en los motores de búsqueda. En cambio, para los desarrolladores y diseñadores web, es un acto en el que simplemente trasladas tu web a otro lugar.

Lo cierto es que ambas interpretaciones son correctas y pueden convivir juntas. Una migración implica mover tu sitio web a un lugar nuevo redirigiendo todas las páginas antiguas. Y en ese proceso existe el riesgo de perder todo el posicionamiento orgánico que habías ganado anteriormente.

¿Cuánto tarda la migración de una web?

¡Depende!

Entran en juego muchos factores como para estimar un tiempo con exactitud. Para que te hagas una idea, algunas de las circunstancias que puede acelerar o ralentizar el proceso de migración son las siguientes:

  • Cantidad de datos que se copiarán: cuantos más datos tenga la antigua web, mayor será el tiempo necesario para hacer el lanzamiento.
  • Datos de accesos: muchos clientes no recuerdan o no conocen los datos para acceder a su servidor actual, así que es posible que todo el proceso se paralice hasta dar con ellos.
  • Determinar qué URLs y contenidos nos interesa trasladar: es necesario realizar un estudio para ver qué páginas son las más relevantes y cuáles han quedado obsoletas y no nos interesan trasladar.
  • Velocidad de los servidores: si el servidor de origen desde el cual se copian los datos da problemas, la transferencia puede convertirse en soporífera.
  • Software obsoleto: si el sitio web no se ha actualizado en años, podrían aparecer errores durante la migración.

¿Cuándo acaba un proceso de migración web?

Una vez que los archivos se transfieren al nuevo dominio y se efectúan las correcciones necesarias en las configuraciones, el proceso está casi completo. En este punto, es de vital importancia verificar que el sitio funciona perfectamente. Para ello, se realizará una auditoría de migración web, tal y como hemos visto anteriormente.

Si la migración se ha realizado bien, el sitio web debería funcionar con total normalidad sin que los visitantes perciban los cambios realizados. Sin embargo, es habitual encontrarse con algunos problemas durante el proceso, por lo que lo más recomendable es pedir asistencia a una agencia especializada en migración web para resolver estos inconvenientes cuanto antes.

Una vez que el sitio web está en funcionamiento, se recomienda seguir monitorizándolo para identificar rápidamente problemas potenciales y garantizar que la visibilidad orgánica en los motores de búsqueda no se vea afectada.

¿Cómo migrar una web en WordPress a otro dominio?

Antes de comenzar con el proceso de migración de WordPress a otro dominio, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Descarga todos los archivos existentes de tu antigua web de WordPress.
  • Exporta tu base de datos desde MySQL.
  • Crea una copia de seguridad de todo el contenido moviendo los archivos y la base de datos a un lugar seguro.

Una vez lo tengas, ya estás preparado para comenzar con el proceso de transferencia. Tan solo tienes que seguir los pasos que te presento a continuación y podrás migrar tu WordPress a un nuevo dominio:

  1. Inicia sesión en tu sitio web de WordPress. Navega a Ajustes/General y cambia la URL. Puede que veas una página 404, pero es perfectamente normal, así que no te asustes.
  2. Descarga tus archivos y exporta la base de datos. Una vez cambiada la URL, debes descargar todos los archivos de nuevo. Después, simplemente exporta tu base de datos.
  3. Editar wp-config.php. Es el momento de editar este archivo y actualizarlo con la base de datos MYSQL, el nombre de usuario y la contraseña del nuevo servidor. No obstante, antes de hacer esto, te recomendamos habilitar el registro de debug de WordPress para verificar si existen errores.
  4. Carga los archivos e importa la base de datos en un nuevo servidor. Finalmente, una vez actualizado wp-config.php, puedes comenzar a cargar tus archivos e importar la base de datos al nuevo servidor.

¿Cómo migrar una web a otro hosting?

Si quieres migrar tu página web de un hosting a otro, tan solo tienes que seguir estos 9 pasos:

  1. Regístrate en un nuevo proveedor de hosting
  2. Guarda los archivos existentes de tu web para que puedas transferirlo todo a tu nuevo sitio
  3. Exporta tu base de datos. Puedes hacerlo fácilmente desde cualquier cuenta de alojamiento utilizando el panel de control de cPanel.
  4. Crea una nueva base de datos en blanco.
  5. Importa la base de datos anteriormente descargada a la nueva que acabas de crear.
  6. Modifica los archivos de tu sitio web para sincronizarlos con la nueva base de datos.
  7. Sube los archivos de tu sitio web en el nuevo proveedor de alojamiento.
  8. Realiza pruebas y testea tu sitio web de forma minuciosa.
  9. Actualiza la configuración de DNS para apuntar el DNS de tu dominio al nuevo host.

Una vez realizado el cambio, debes monitorizar exhaustivamente tu sitio web para verificar si tiene errores. En el caso de que todo haya salido correctamente, puedes cancelar el contrato con el hosting anterior.

¿Cuánto cuesta una migración web?

El precio por migrar una web depende del tamaño del proyecto y de otros factores como los siguientes:

  • Tipo de migración que se quiera realizar
  • Cantidad de contenido que se desee migrar y desarrollar
  • Número de redireccionamientos 301 que se necesiten configurar
  • Auditoría SEO para la migración web necesaria (cuanto mayor sea el proyecto, más tiempo de trabajo requerirá)
  • Tamaño total del sitio web
  • Tiempo de implementación

Como ves, hay muchas circunstancias que entran en juego para determinar un coste total estándar. Lo más recomendable es hablar con un experto en posicionamiento SEO o una empresa especializada en migración web que tenga el SEO siempre presente y explicarle tu proyecto. De esta forma, podrás tener una idea completa del coste que te llevaría realizar todo este proceso.

Sobre el post del autor

Posts Relacionados
Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *